5 rutas de senderismo en Cantabria: enamórate de sus encantos

15 diciembre | 2021 | David Escribano de "Viaja Blog"

No te pierdas estas 5 rutas de senderismo en Cantabria y disfruta de los encantos y gastronomía cantabra en todo su esplendor

Algunos cruzan profundos y verdes valles en los que aparecen, desperdigadas, antiguas casas de piedra que recuerdan a otras épocas. Otros horadan altos picos y escarpadas paredes que exigen lo máximo a los caminantes más atrevidos. Finalmente, habrá caminos que se acerquen con suavidad a una costa salvaje poblada de playas zarandeadas sin piedad por las bravas aguas del mar Cantábrico. Y siempre habrá ocasión para hacer una parada en torno a una buena mesa con su cocido montañés preparado.

Sea cual sea nuestro nivel técnico y físico, siempre encontraremos un reto que nos atraiga entre las mejores rutas de senderismo de Cantabria. A continuación, os sugerimos cinco de ellas.

La gran ruta: el Camino de Santiago por la costa cántabra

No hay mejor manera de conocer la costa cántabra que siguiendo el trazado del Camino del Norte, una de las variantes más famosas y transitadas del Camino de Santiago.

Se trata de un recorrido de 166 km repartido en nueve etapas, comenzando en El Haya de Ontón (en el extremo oriental de la costa cántabra) y finalizando en Unquera. 

Al no mostrar apenas desnivel, es una ruta sencilla y muy visual. Paseando por ella podremos disfrutar de algunos de los pueblos más bellos de España, encantadoras villas marineras – como San Vicente de la Barquera o Santillana del Mar -, imponentes conjuntos arquitectónicos medievales – en su mayoría de corte religioso – y, en definitiva, un paisaje escénico en el que se producen espectaculares contrastes entre distintas tonalidades de verde y azul.

Los bosques de Otañes, la villa de Castro Urdiales, la playa de Laredo y la ría de Oriñón son solo algunos nombres propios de lugares que no debemos perdernos en una ruta que se puede realizar en un solo viaje o en distintas visitas a Cantabria. Lo importante es disfrutarla con la parsimonia que merece.

Valles de Cantabria

Los valles pasiegos: ruta del valle de Yera y Vega de Pas

Las cabañas pasiegas marcan el recorrido de esta ruta sencilla y apta para cualquier senderista, pudiendo ser un plan perfecto para pasar una mañana en la naturaleza.

La longitud del recorrido es de apenas 6 km, con un desnivel de 250 metros (de bajada) y un suelo en buenas condiciones. Se puede realizar en poco más de hora y media.

A lo largo de la ruta – que parte de la última cabaña de El Campizo, antiguo poblado de trabajadores del campo – encontraremos las casas pasiegas hechas con la misma piedra con la que se levantaron los puentes que cruzaremos, tendidos sobre unos ríos cuyas aguas apenas se alborotan.

El final de este bello y sencillo sendero escénico nos deja en el centro de Vega de Pas, un pueblo precioso cuya plaza puede jactarse de ser el corazón de la comarca y punto de encuentro de viajeros y visitantes.

Sin duda, se trata de una de las mejores rutas de senderismo en Cantabria si queremos admirar la tradición pasiega.

Ruta de Lloroza y los Puertos de Áliva

Una de las atracciones turísticas más visitadas de Cantabria es el teleférico de Fuente Dé, en pleno corazón de los espectaculares Picos de Europa.

Precisamente la estación superior del teleférico nos sirve de punto de partida de esta preciosa ruta que se interna por escarpadas y solitarias montañas.

Desde la estación, descenderemos por las milenarias depresiones de Lloroza hasta encontrar una bifurcación cuyo ramal izquierdo lleva al bello macizo de Horcados Rojos y Cabaña Verónica, y el derecho – el que debemos tomar – sigue bajando al abrigo de las estribaciones de Peña Vieja, donde se encuentra la fuente del Resalao, que se alimenta de las aguas de las frescas y limpias aguas del río Duje.

En esta parte, el paisaje está protagonizado por vastos pastos que sirven de alimento al ganado durante el verano.

También aparece aquí el chalet real, construido para alojar al rey Alfonso XIII durante sus cacerías por estos lares.

El hotel refugio Áliva, refugios para el ganado y la pequeña ermita de la Virgen de la Salud son otros de los atractivos que encontraremos de camino a nuestra meta en Espinama. Antes de llegar al destino, un conjunto de cuadras – los invernales de Igüedri – nos regala unas magníficas vistas de la zona.

Se trata de una ruta lineal, de unos 10,5 km y con un gran desnivel de bajada (algo más de 1.000 metros). Es muy sencilla y se realiza por una pista ancha y bien mantenida. Se puede completar en poco más de 3 horas de caminata.

Fuentes de Cantabria

Ruta de los Menhires de Valdeolea

Esta es una de las mejores rutas de senderismo en Cantabria para los amantes de la Historia y las leyendas.

Y es que este recorrido de unos 11 km por el sur de Cantabria, nos llevará a conocer un espectacular conjunto de menhires de 5.000 años de antigüedad.

La senda arranca en Mataporquera, capital del municipio de Valdeolea y lugar en el que se halla el menhir conocido como “Piedrahita” o “Cañón”. Sus 3,68 metros de altura son superados por los 4 metros que tiene el menhir de Bercedo, llamado “Peñuco”. A este le sigue “El Cabezudo”, que con sus 5 metros es uno de los menhires más altos de España.

En el término de la Cuadra nos encontramos con otro de cuatro metros – “La Llaneda” – antes de cruzarnos con otros de menor altura – “Puentecilla”, “La Matorra I” y “La Matorra II” – y acabar el recorrido en la localidad de Reinosilla.

Aquí se encuentra la laja megalítica o menhir puente. Se cree que en su origen fue un gran dolmen que fue destruido y arrastrado hasta su actual ubicación, para que sirviera de puente sobre un arroyo. Por último, destacar la “Piedra de Sansón”, un menhir de 3 metros de altura que, según cuenta la leyenda popular, fue arrojado por Sansón desde la cima de una cercana colina.

Ruta de trekking

Ruta del Monte Corona

La del Monte Corona es una de las mejores rutas de senderismo en Cantabria para adentrarse en ancestrales bosques de montaña.

Estos senderos se hallan dentro del Parque Natural de Oyambre, situado en la mitad occidental de la región.

Se trata de un sendero circular de unos 12 km, con 350 metros de desnivel de subida y bajada, y que no reviste ninguna dificultad, pudiendo realizarse en poco más de 3 horas y media siguiendo pistas forestales bien señalizadas y mantenidas.

Partiremos del pueblo de La Hayuela, desde donde la senda desciende acompañada por robles americanos hasta llegar a un collado poblado por bellas hayas, cipreses, fresnos, pinos, alerces y abetos.

Después visitaremos la ermita de San Esteban, punto desde el que se obtienen unas preciosas vistas de la costa de Comillas y San Vicente de la Barquera.

El descenso ahora discurre entre castaños y eucaliptos, regalando una dulce fragancia que refresca el ambiente. En el fondo del valle nos encontramos con las aguas del río Turbio, sobre las que cruzaremos usando el puente Richurichas.

Desde aquí, nos internamos de nuevo en un denso bosque formado por abedules, acebos, castaños, avellanos y robles.

Antes de regresar a la Hayuela, nos quedará por ver la ermita de San Antonio – rodeada por un profundo pinar – y el mirador de los Pintores Montañeses, una magnífica ventana al monte y su robledal.

Y tú, ¿qué caminatas incluirías entre las mejores rutas de senderismo en Cantabria?

¿Aún no formas parte de
la comunidad ?

Recibe todos los meses información y noticias relacionadas
con el sector de la automoción y el mundo de la competición,
recomendaciones para viajar en carretera, consejos para
conducir y nuestras últimas novedades en neumáticos.